Menos es más

Encajable, ligero y duradero: a diario viajan por las cadenas logísticas de la distribución alimentaria varios miles de palets. Se mueven desde las plantas de producción hasta los centros de distribución; desde allí a los puntos de venta, para retornar de nuevo al proveedor. Un número de rotaciones tan elevado necesita medios de carga fiables, económicos y que apenas requieran mantenimiento.